INICIO




martes, 26 de enero de 2016

Historias de enero: 3, 2, 1 ¡acción!

Aquí llegan las primeras historias del año. Junto al frío, la vuelta a la rutina y el negarse a ponerse objetivos. Así de rebelde empiezo el 2016. Con la pretensión de no agobiarme, de vivir lo que vaya llegando, de aceptar los retos propuestos y cerrar los ojos ante el acantilado… Ojos cerrados, allá vamos. Mientras me lanzo al vacío, os dejo las películas de enero. ¡Play!

Número 1: En el nombre del padre.

In the Name of the Father, Irlanda 1993. Basada en una historia real ocurrida en Belfast, años 70. Los cuatro de Guilford, junto al padre de Gerry, fueron acusados y condenados injustamente por un atentado terrorista.
Sí, empezamos el año con las historias que más me gustan. No por los hechos en sí, sino porque los relatos de hechos reales nos devuelven un testimonio tan, tan, tan vivo que deja el impacto en nuestra piel. Por su injusticia, en este caso, por los años perdidos, por la impotencia... ¿Qué sucedería si nos condenaran por algo injustamente? Y es más ¿qué sería de nosotros privados de nuestra libertad? Años y años de vida que perdieron, que angustiaron su presente. Sin duda, estremecedor. La película cuenta con muy buen elenco de actores y la ambientación es fiel al momento. Si os entusiasman como a mí este tipo de films basados en hechos reales, apuntad este también.

Número 2: La ladrona de libros. 

The Book Thief, EEUU 2013. Liesel es trasladada con su familia adoptiva en la Alemania de la II Guerra Mundial. Su pasión por la palabra, por los libros y las historias hará que cambie la vida de todo aquel que esté a su lado.
¡Qué maravilla! No sé por qué he tardado tanto en ver esta película. Supongo que me dije que debía leer la novela primero. Pero una no puede llegar a todo en esta vida de tan sólo 24h al día. Me alegro de haberla visto ya. Es una historia dura a la vez que dulce. Liesel sufre desde muy pequeña la Alemania nazi. Aprende a leer con su padre de acogida. A partir de ahí descubre la magia de los libros. Cómo esas historias la ayudarán, a ella y a los que la rodean, a vivir con más calor la dureza de todo lo que acontece. Me han encantado todos los detalles: las frases, los libros que lee, su tesoro en el sótano… ¡qué bonito! Pero no quiero desvelaros ningún secreto… ¡debéis verla! Y atentos a la voz en off… Piel de gallina asegurada. Hablamos del sótano, cuando la hayáis visto.

Número 3: Mil veces buenas noches.

Tusen ganger god natt, Noruega 2013. Rebecca es una reconocida fotógrafa en zonas de conflicto. Después de casi perder la vida, tras una bomba, su familia le pone un ultimátum: la fotografía de guerra o ellos.

Decisiones, siempre tan difíciles. Siempre me han fascinado los reporteros de guerra. Los que se juegan la vida en zonas de conflicto por una buena foto. Por una imagen del dolor para mostrar al mundo. Para que nadie se pierda ese sufrimiento, para que seamos conscientes del confort en qué vivimos. Los admiro. Y me pone la piel de gallina ver sus capturas, siempre. Esta película es un fiel reflejo de ello. Cómo puede afectar tu pasión al resto de tu vida, de tu mundo. Qué difícil perder esa adrenalina, aceptar la calma del hogar después de todas las imágenes que retienen tus ojos. ¿No os parece? Es una película muy dura, muy intensa. Para mí desconocida totalmente, pero ha sido una grata sorpresa noruega. Además, soy fiel a Juliette Binoche. Siempre me digo que si está ella, no puede fallar.


Número 4: Los odiosos ocho. 

The Hateful Eight, EEUU 2015. Pocos años después de la Guerra de Secesión, se encuentran en un paisaje invernal una serie de cazarrecompensas con unos desconocidos. Vivirán una intensa historia todos juntos en la Mercería de Minnie.

Cuando Quentin estrena, allá vamos. Película tan sólo recomendada para amantes del loco director, para los atrevidos que no les dé miedo salir salpicados de sangre, para los entregados a los diálogos ingeniosos, para los atentos a los detalles en cada plano. A esos, va esta peli. Los demás no os preocupéis, hay cine para todos. Me encantó, como era de esperar. Sus casi tres horas pasaron sin aburrirme. Y volvió a hacernos sonreír como siempre.

Primeras películas del 2016. Cumpliendo ya un año de las historias compartidas. Espero que disfrutéis de ellas, que acierte con las recomendaciones y le deis al play.
Mi tercera mujer ya está en posesión de sus calcetines. La semana que viene os los descubro. Por dicha entrega esta semana el post ha saltado de día.

Tejed, leed y estad atentos a las maravillas que os pasan por delante. Como leía hace unos días en Obre les mans, de Xavier Macià, si no estamos atentos se nos van. Y seguiremos esperando, conscientes de haberlo perdido para siempre.   

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...