INICIO




lunes, 1 de febrero de 2016

Fox Faces Socks for Esther

Misión cumplida. Entrega a la tercera mujer completada. Esther recibió sus calcetines hace unos días en una jornada muy especial.
Ya os he hablado antes de ella, mi Esthereta. Somos “Estheretes” mutuas, una de la otra. Tras diecisiete años hay tantas batallas por recordar que esta última merecía un buen regalo. Esther es una luchadora, una valiente, una aventurera. A ella hay que recurrir cuando surge el miedo y la incertidumbre. Ella tiene la respuesta, la fuerza para desperezarte del temor. Sí, lo tengo comprobado. Estos últimos meses ha trabajado como una jabata en su tesis doctoral. Encaminada a descubrir las relaciones más sorprendentes entre las publicaciones literarias de la Poesía de la Experiencia. Estudiando como nadie todas esas revistas con tantas y tan buenas relaciones por desentramar. Ahí he estado yo, para enterarme de todo, para vivirlo con ella. Y hace unos días fue la defensa de la tesis ante el tribunal. Tenía que vivirlo con ella. Y allí estaba yo con sus calcetines en mano. Disfrutándola con la lata cerrada, felicitándola con la lata abierta.

Como no podía ser de otra manera recaí en la malabrigo uruguaya en su color Solis. Un verde azulado, agua de mar, elección indiscutible para unos pies de nadadora como los de Esther. Tras estos últimos calcetines me pregunto: ¿seré capaz de tejer otros sin malabrigo? Y me respondo: hay que acabar las reservas que quedan en casa. El dilema de la tejedora-acumuladora-de-lana.
Escogí el patrón de Fox Faces, que tantas calcetadoras ya habían tejido y yo aún guardaba en la recámara. Me ha encantado tejerlos. El cambio brusco de esquema en la pierna me ha divertido y fascinado su resultado final. Los calados no han sido complicados y la aparición del azul entre el verde en el tejido ha ido haciendo su magia.
De esta manera se van acumulando los calcetines entre mis proyectos de Ravelry. El reto del 2016 será aprender a intercalar colores, aventurarme con el jacquard de una vez.

Terminado el proyecto “Mismujeres”, me adentro en otro KAL con Sarah, Agulla Llanera. Además de nuevas fotos bordadas, versos bordados y nuevas ideas hilo en mano que ya os contaré más adelante. Ilusionando a fotógrafos-poetas ando… Locuras mías, loca yo, ya sabéis. 

2 comentarios:

  1. Que preciosidad de calcetines. Seguro que la doctora quedo encantada. Me parece un regalo precioso para un día tan importante.
    Por cierto, me estas creando una necesidad imperiosa de probar la malabrigo. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, guapi. Pues sí, se me fue la pinza y pensé que era el mejor regalo que podía hacerle. Tejerle los calcetines mientras ella acababa su tesis. Ayyyyy y sí, prueba la malabrigo ya!!!!! No podrás parar!!!!! muá!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...