INICIO




lunes, 4 de abril de 2016

Bookcrossing 2016

Vivimos un día a día de posesión. Queremos que sean nuestras las personas, que nos pertenezcan todas nuestras cosas, adueñarnos de las rutinas que nos persiguen, poseer nuestros sentimientos y vivencias y cerrarlos a cal y canto. Pero una de esas posesiones más feroces es la que tenemos con los libros. Un lector consciente, romántico, sensible, enamoradizo de las historias, de las palabras, exige que el libro sea suyo. No nos engañemos. Las bibliotecas son mágicas, pero si el libro estremece, acaba formando parte de nuestra librería personal. ¿Sí o sí?
Por eso es tan bueno y placentero el bookcrossing. ¿Por qué? Pues porque consiste en la liberación de un libro. Una lectura que haya llegado a la vena es regalada al mundo para que siga su curso de estremecimientos. Para que alguien lo encuentre, lo lea y vuelva a liberarlo para que otros lo encuentren, lo lean… ¡Mágico!

Todo el proceso conlleva mucho esfuerzo. Tarea que Soraya y Anat han vuelto a llevar a la perfección. Este será mi cuarto año de liberación. Ninguna duda para volver a ponerme a ello. Por eso, teniendo ya todo en marcha, he pensado explicároslo por si alguien se anima. Aún estáis a tiempo.

Elegir el libro.  Un libro que os haya emocionado, un autor que os encante, un título que signifique algo para vosotros. En esta ocasión tenía claro el mío: Don Quijote de la Mancha. Se lo debía al loco hidalgo. Por ser el año Cervantes, por haber recuperado sus Novelas Ejemplares, por haber vivido la Cervantina de Ron Lalá. Por todo ello y por desear que el que lo encuentre o le tenga el cariño que le tengo yo o no lo haya leído y lo descubra. 
Prepara su funda. ¿Pensabais que se trataría de una liberación normal? No dejamos el libro al amparo de las inclemencias. Le tejemos una funda a su medida. Un abrigo para que le guarde el calor durante su estancia a la intemperie. Medidas tomadas y en esta ocasión ganchillo tunecino con hilo de algodón. Todo un placer acumular puntos en esa larga aguja. 
Envía un mail a Soraya. Ella te dará el código para tu libro. Su matrícula con la que cualquiera que lo encuentre e introduzca en la página oficial de BookCrossing podrá saber qué viaje ha llevado ese libro. ¿Emocionante o no? Si no es tu primera liberación puedes ir directamente a la página y hacerlo como siempre ;)

Con tu código ya puedes etiquetar tu libro. Colgarle su cartel con la información y finalmente registrarlo en la web y geolocalizarlo en el mapa. ¡Estará en constante vigilancia!


Es todo un reto de desapego. Una liberación de cultura. Un compartir ilusión. Si tenéis dudas preguntad sin temor. Soraya, Anat o yo misma os echaremos una mano, o las dos ;)

Hagamos que el 23 de abril, Día de Sant Jordi – día del libro, se llene el mapa de lecturas liberadas. ¿Te animas? Escoge libro, teje, etiqueta y libera  
Si no sois tejedores: liberad igual. Gracias, Anat y Soraya, por todo el trabajo. Os dedico mi liberación. Feliz Bookcrossing 2016.

2 comentarios:

  1. L'any passat a l'insti vaig organitzar un intercanvi de llibres i els costava molt això de no tenir-lo mai més... A veure aquest any... Gran iniciativa aquesta!!! M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Però és molt xulooooo!!!! Alliberar-lo així i que algú el trobi!! Amagueu-los per Almacelles!!!! Tinc una amiga que la seva filleta també alliberarà un llibre que li ha agradat molt!!! Diga-li al Roc!!!! hihiiii muà

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...