INICIO




viernes, 6 de septiembre de 2013

Inspiración

Me gusta septiembre. Para mí empieza un nuevo año, como buena profe los años van por cursos y no por meses del calendario. Por lo tanto, Feliz Año Nuevo. 

Con septiembre vuelve la rutina, el despertador, el tener sueño en cuanto cenas, los adolescentes nuevos, las tardes de reuniones, la agenda nueva, los bolis rojos, los proyectos laneros, los tés hirviendo, las velas encendidas y las mantas. 
Pero con septiembre también vuelve la piscina. He estado unos mesos out del agua, cosas de salud. Estoy mejor. Pero hoy he vuelto y con ello han regresado todas las sensaciones que me produce. 
Me encanta el ritual del bañador, el gorro, las gafas, mis aletas... El silencio de la piscina a mediodía, la concentración del nadador y el socorrista aburrido en el banquillo. Me encanta el bullicio cuando hay cursillo de natación y estar una hora en el spa viendo como la gente entra al agua con el cuidado infinito de no mojar su pelo. 
Piscina arriba, piscina abajo... me concentra. Hace que vengan a mí los problemas y las angustias, pero hacen que me dé cuenta de ellos y que los deje en el agua. Ahí se quedan. ¿Pero sabéis qué es de las cosas que más me gustan? Que la piscina y todo su entorno siempre me inspira. Siempre. Ese estado de paz, esa sensación tan placentera hace emerger las mejores ideas para mis proyectos. Hoy me ha venido alguna, si, como siempre. 
Igual que me gusta la piscina, me han gustado siempre las ilustraciones y fotos en torno al tema. El azul, la soledad de una piscina sin nadador, esas fotos vintage de las señoras con gorros floreados (me encantan!). Y he pensado que ya que me sirve de inspiración, de vez en cuando os puedo ir enseñando mi colección. 
Y mientras seguiré nadando, espero que muchos días por semana, para que nunca nunca se seque mi musa.
Il·lustración: Andrew Lyons

Y a vosotras, ¿qué os inspira? Explicadme!

17 comentarios:

  1. Esther, me gustan tus rutinas a partir del nuevo curso....podría haber sido profe de biología pero tengo la sensación de que yo no sé explicarme o hacerme entender.
    A mí las musas me llegan sin avisar, da igual el sitio: el bus, la calle, mi casa o conduciendo...
    Echo mucho de menos la época de instituto, mejor dicho, la época de estudiante. Adoro el otoño, es mi momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco empecé siendo profe. Primero probé la empresa privada y fue la vida que me llevó aquí. Ahora veo que mi vida no sería lo mismo sin los septiembres, los cursos, los niños, sus historias... y mis clases de mates!! jijiji!! Que vivan las musas en cualquier lugar, que vivan!!! Besos princesa!

      Eliminar
  2. Esther, me gustan tus rutinas a partir del nuevo curso....podría haber sido profe de biología pero tengo la sensación de que yo no sé explicarme o hacerme entender.
    A mí las musas me llegan sin avisar, da igual el sitio: el bus, la calle, mi casa o conduciendo...
    Echo mucho de menos la época de instituto, mejor dicho, la época de estudiante. Adoro el otoño, es mi momento.

    ResponderEliminar
  3. Cómo te entiendo! Yo también soy profe y para mí septiembre también es sinónimo de volver a empezar y de rutina... y me encanta! El otoño es una época del año que me gusta mucho: tardes en casa viendo llover y cosiendo, mmmmm!!!
    Me ha encantado tu post y el ambiente que envuelve a la piscina que describes. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También eres profe? Que bien, entonces entiendes a la perfección mi sensación. Los días de piscina son la mejor desintoxicación, creéme! Un beso!

      Eliminar
  4. Que bien has explicado la sensación de cuando nadas. Y la verdad es que después de haber nadado media vida, hace un par de años deje de hacerlo por jaleos varios. Este año estaba pensando en volver, y depués de leer este post, ya ni lo dudo. La verdad es que la vueta a la rutina, a los pequeños rituales, y el otoño se agradece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelve, vuelve!!!! Es maravilloso todo lo que rodea a la piscina y todo lo que no aporta, ya dirás! Que te inspire mucho! Besines guapi!!!!

      Eliminar
    2. Lo que NOS aporta quería decir!! jijiji!!! tanta agua ayer y hoy si que estamos pasadas por agua!!!

      Eliminar
  5. ostres, quin post més bonic esther! m'ha agradat molt llegir-lo, sentia la teva veu...
    i m'ha encantat lo del boli vermell! aixó és de profe dura eh! en gastes molts per curs?

    segueix nadant, si, peró sobretot inspirant-te, les teves idees sempre són magnífiques, esbojarades també, peró genials!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Sarah, que bonic el què em dius, m'alegro que t'hagi agradat. M'aporta tant la piscina, que em deixa genial quan hi vaig!!! I si, seguirà inspirant-me!! ;)

      Eliminar
  6. Qué forma tan bonita de explicar lo que sientes cuando nadas :) Comparto ese pensamiento de la piscina solitaria cuando no hay nadie, me encanta! No dejo de ver todas las imágenes que te inspiran en Pinterest y estoy enamorada de ellas.

    Si alguna vez no tienes piscina cerca, avísanos y te llenamos aunque sea la bañera, con tal de que no pierdas nunca la inspiración ;)

    ResponderEliminar
  7. Guapa!!! El viernes estaba sola, no había nadie más en ningún otro carril. Era toda mía. Gracias por tus palabras, me alegro mucho y me encanta la idea de la bañera llena, os aviso eh!!!!

    ResponderEliminar
  8. Entenc la sensació que et porta la piscina, jo fa molts anys també anava a nadar i era molt relaxant. Ara amb els horaris de la feina és imposible. Podria anar per la tarde però sempre està a tope i llavors no et dona aquesta sensació de tranquilitat sino tot el contrari (tanta gent em fica nerviosa).

    A mi m'inspira molt caminar, sobretot per zones poc transitades o pel camp. És tant relaxant, pots pensar amb claritat i em venen un mun d'idees.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii caminar també és genial. Els dos anys que vaig estar a Solsona, sortia a caminar i aquella pau també em reconfortava molt. Però a la ciutat no és mai el mateix, per això tinc la piscina. Hi vaig a les tardes normalment i també hi ha moments de calma, creu-me!

      Eliminar
  9. Hola guapi :) m'ha agradat molt aquest post i com expliques el teu amor amb la piscina, no ho deixis mai! esteu fetes l'una per l'altra.

    muaks!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Esther por tu comentario. Pero tu que vives en Cataluña tienes mucho más fácil lo de aprender patchwork, allí hay mucha más afición que por aquí, aunque últimamente las tiendas están dando cursillos y se está conociendo y apreciando más.
    Al entrar en tu blog he visto tu post sobre la vuelta al curre y tu vuelta a la piscina. Me ha hecho mucha gracia porque esa afición también la compartimos. Ya hace prácticamente 25 años que voy a nadar habitualmente, según las épocas, 1, 2 o 3 días por semana, o todos como ahora en el verano. Me ha gustado mucho esa descripción de como afrontas el tiempo que pasas en el agua. Yo también lo aprovecho para pensar y planificar tareas. Y es que es un tiempo de relax, donde se puede pensar sin que te interrumpan.

    Molts petons

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa, qué alegría tu comentario. Es cierto por aquí hacen mucho patchwork, será cuestión de que me anime y me ponga con ello también. Me alegra encontrar a gente que entiende perfectamente mis sensaciones en el agua! Un abrazo!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...