INICIO




lunes, 19 de octubre de 2015

Scalator Socks

Nunca había tenido cuatro labores en marcha, a la vez. Cuatro bolsas de labor a mi vera llamando a mis manos inquietas, nunca. Pero se acumulan las ideas, las ganas, las necesidades... Sí, al final nuestras labores se nos vuelven necesidades. 

Sigo con ellas, a la vez, y mientras las voy terminando aún puedo enseñaros labores finiquitadas durante el verano. Tuve ansias de tejer calcetines, ¡cómo no! Y el 46 de mi casa me pidió soluciones para el próximo invierno, así que me puse manos a la obra en pleno julio.

Escogí los Scalator Socks con el patrón traducido por Irene de Things to knit en su reto de 2014. Un esquema muy bien explicado y con un dibujo estupendo, para esos hombres que prefieren no lucir calados.
Es un patrón muy sencillo, pero hace un efecto óptico de escalera que queda súper resultón.
La lana no es especial para calcetines, pero como son exclusivos para estar en casa, no problem! Pedí especialmente esta madeja tweed (ya sabéis de mi debilidad). Es la misma que la de mi cuello London Confetti, ¿recordáis? La Robin Fx Dk. Hice el pedido en Loveknitting y la escogí en este color azul marino.
No será apta para muchos inviernos, vaticino que no soportarán muchos lavados, pero ha quedado un colorido tan bonito que duren lo que duren estará compensado.
Ya veis, calcetines a tutiplén. Y es que es la labor que tejo más relajada, con la que más disfruto, la que mayor satisfacción me da. Por eso, entre labor y labor, siempre hay sitio para ellos. Para sentirme bien, para saber que esos serán mejores que los anteriores, siempre.

Espero el mes que viene poder enseñaros, al menos, una de las labores que me tienen en danza estas semanas. Peleándome ando, pero ya sabéis, el curso, las rutinas, el cansancio... hacen de las suyas y el ritmo de tejido aminora, aunque no lo creáis los que me conocéis, Esther también para.   

11 comentarios:

  1. Me encanta el patrón. Qué bonitísimo. Yo tengo el ovillón de esa lana esperando a ser utilizado. El proyecto que preparasteis pudo conmigo y ahora no sé qué hacer con él. Me da pena utilizarlo para calcetines, porque hay mucha lana. Me tiene un poco martirizada, lo reconozco :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este no es del ovillón, es similar pero tan sólo son 100 gramos. ¿cómo llevas el Sessun? Martirizada? no! Pregunta o busca a Rebeca, ella lo acabó noOooOoo??? Ayyysss teje calcetines niña, que calman el alma! Y este patrón es lo más ;)

      Eliminar
    2. Aiii... Necesito tu ayuda. He empezado a hacer estos, pero cuando he llegado a la segunda parte del talón, no lo entiendo. Se supone que llegas a la mitad (aprox) del trabajo y le das la vuelta. El punto a deslizar es el que va al ovillo, no? Esque si es así, la vuelta tres no la entiendo :( Tejer hasta el agujero, no lo entiendo :( Ayuda!!

      Eliminar
  2. Els tinc a la lista Per ser Els primers que faci Quan n'aprengui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aiiiixxxxxx siiiiií! És un patró súper xuloooo i queda molt bonic!!! Quan comencem?????

      Eliminar
    2. vinga vinga vinga!!! tothom a fer mitjons que ve el fred i segur que teniu els peus gelats!!!!!

      Eliminar
  3. Eres un hacha con los calcetos Esther, este invierno vas a llevar los pies más abrigados del mundo mundialll. Porque... ¿para tí también te harás unos no? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me hice unos sí, sólo unos! jijiji pero me dije: no pasa que este verano me caliente yo también a mí los pies!!!!!! muá!

      Eliminar
  4. Que buena pinta tienen esos calcetines! el color es muy chulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias guapa, el tweed me pierde, esos matices de colores me encantan a mí también.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...