INICIO




miércoles, 10 de septiembre de 2014

El cielo para Genís

Cuando era pequeña dormía siempre con una pequeña almohada-cojín bien cogida con mis manitas, nada de muñecos ni de peluches, sino un pequeño cojín. No recuerdo su primera funda, pero si cuando mi madre le hizo una con su largo camisón azul, mi preferido. Quedó un cojín con una funda a rayas azules y blancas y dos grandes cerezas en el centro. ¡Me encantaba! 

Cuando nació Genís, pensé que nunca había hecho un cojín como el mío para ningún bebé y que tal vez, sería un regalo perfecto. Lorena, su mamá, fue al colegio conmigo. Éramos muy pequeñas y aún recuerdo como cada mañana pasaba a recogerla por la casa de sus abuelos. Recuerdo el porche blanco, el sol de la mañana y el colegio al final de la calle. ¡Para Genís tenía que ser algo especial! 

Tenía ganas de tejer una nube hacía tiempo, así que escogí la de Gallimelmas e Imaginancias, pero sin piernas ni brazos, y sin la cara de enfado. Tiene el patrón súper bien explicado en su blog, así que lo seguí paso a paso.
Le tejí unos mofletes bien rosas, unos ojitos dormidos y una sonrisa feliz. 
Escogí una vez más la calidad ECO de Lanas Stop para tejer la nube y SUR para los detalles de la cara. Así quedó súper esponjosa.

Espero que Genís, cuando sea mayor, recuerde con cariño cómo dormía con su pequeña nube y la guarde siempre como yo he hecho con mi cojín-cereza.  

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. aiiiii gràcies nenita! quan em poso toveta (99% del meu temps!) em surten coses com aquesta! jijiiii

      Eliminar
  2. Que bonito!! yo estoy haciendo uno tb y son preciosos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...